sábado, octubre 20, 2007

BREMEN - MADRID (Y OTRAS CIUDADES QUE CONOCI)


Bueno ya he vuelto de mis vacaciones y pocas cosas han cambiado por aquí, pero yo no soy el mismo ya, al menos mentalmente. Este viaje me ha enriquecido y ha cambiado mi visión del pueblo alemán. Siempre he tenido una imagen de que son una gente fría y cerrada, poco abiertos a los extraños y la verdad no puede ser mas distinta.
Desde la llegada al aeropuerto, te das cuenta que estas
ante una cultura distinta, de la que tenemos mucho que aprender, tecnológicamente mas avanzados, pero en educación y cultura a años luz de nosotros.
Desde el personal del aeropuerto (bastante lógico), pasando por los taxistas o cualqui
er ciudadano de a pie independientemente de la edad habla ingles con bastante fluidez, cosa que a gente como a mi que hablamos español y mal, pero con un nivel básico de ingles nos hace la vida mas fácil, ya que el alemán es muy complicado.
En España tenemos la costumbre de creernos el ombligo del mundo en cuanto a educación y trato al turista, pero nunca nos paramos en la calle si vemos a una persona mirando un plano o si no sabe como sacar el billete en la estación de trenes, por no hablar de las cartas de los restaurantes en alemán e ingles; y si encima les dices que eres español se les dibuja una sonrisa en el rostro (quizás porque tengan una casa en Mallorca) e incluso te dicen "buenas tardes".
Pero vayamos a lo puramente turístico y empezaré por orden cronológico intentando
describir Bremen en pocas palabras, aunque por reducir se podría dejar en una: acogedor.Un cuidad pequeña situada al noroeste de Alemania a unos 100km de Hannover o Hamburgo, cuya fama se debe al celebre cuento de los Hermanos Grimm "Los Músicos de Bremen" y en la que incluso hay una estatua en la Markplatz (Plaza del Mercado), declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, junto a otros monumentos como el Rathaus (Ayuntamiento) o la estatua del Príncipe Roland y al lado también de la Dom (Catedral) o la Böttcherstrasse (Calle Böttcher) una maravilla de 110m de longitud en la que encontramos tiendas, restaurantes y un reloj en el que a las 15 y 18h una de las paredes se mueve y enseña inventos y personalidades del mundo moderno.
Mención aparte merece el puerto del río Weser y el Weserpromenade Schlachte, un paseo a orillas del río en el que puedes pasear, montar en barco, o incluso comer o tomar un café en uno de sus barcos-rest
aurantes como el Admiral Nelson, donde estuvo trabajando el bueno de Sven (un nuevo amigo alemán), que es la reproducción de una histórica carabela de los siglos XIII y XIV.
Quizás uno de los mayores atractivos de la ciudad es el centro, el barrio de Schnoor, repleto de tiendas de recuerdos y algún que otro Café, en sus estrechas calles con casitas típicas alemanas en donde merece la pena perderte (es un decir, porque casi todas las calles se comunican entre si) y pasar la tarde entre turistas o comprando regalos navideños en su tienda mas característica.
Y por la noche puedes tomarte algo de comida típica de la región, así como cosas mas internacionales como el Hot Dog (con salchicha alemana claro esta) o el Donner Kebab (los hay hasta debajo de las piedras), y culminar la noche en uno de sus Pubs (recomiendo el Heartbreak Hotel, con un estilo retro) tomando una Haake-Beck, la cerveza oficial del Werder Bremen el equipo de futbol de la localidad.
Como Bremen no es muy grande basta un par de días para ver casi todo (eso si, hay que llevar calzado cómo
do o dejarte llevar en sus tranvías), así que nos trasladamos a Hamburgo, que poco o nada tiene que ver con Bremen.Un ciudad mas imperial, mas monumental, avenidas anchas, edificios robustos en forma de pequeños palacios, mas cosmopolita, donde se juntan infinidad de razas, credos y culturas.Lo mejor en estos casos es coger el típico autobús para turistas, en los que recorres la ciudad, pero como yo no soy típico e íbamos con un buen guía que mejor que hacerlo andando (poco recomendable si no estas acostumbrado).Hay que ver el puerto en el río Elba; el lago en el centro de la ciudad junto a la Opera, la Bolsa o el Ayuntamiento; los puentes (2302 puentes, mas que Amsterdam y Venecia juntos); las iglesias derrumbadas durante la Segunda Guerra Mundial y vueltas a poner en pie.
A la hora de la comida tienes infinidad de restaurantes de comida internacional, aunque recomiendo el Ober Hafen-Kan una casita inclinada debajo de las vías del tren en la que puedes saborear las especialidades alemanas (Kartoffel, Fricadelle, Bratwurst).Tomar un café junto al puerto y a media tarde recorrer la ciudad en dirección al Reeperbahn, el barrio rojo donde están la mayor parte de clubes, pubs y bares de copas.Pero aparte de sus atractivos nocturnos en dicho barrio y a modo de curiosidad, es conocido por ser el barrio donde se ejerce la prostitución, teniendo incluso una calle al mas puro estilo Amsterdam, en la que esta prohibida la entrada a los mujeres y en la que jóvenes hamburguesas (las ciudadanas de Hamburgo), ofrecen sus encantos ligeras de ropa a través de escaparates, como si de maniquíes de lencería humanos se tratasen.
Y para poner fin al día tomarse unas cervezas "Beck's" (cerveza elaborada en Bremen) en cualquiera de los garitos del barrio, al ritmo de buena música (recordaros que los Beatles se dieron a conocer en Hamburgo) y con un ambiente excepcional.
Y por ultimo y no menos importante es el pueblo de Celle, a tan solo 30 min. d
e Hannover, es un lugar con una magia especial, es un pueblo de esos que nos recuerdan a los cuentos, con calles peatonales y casas de colores.Uno tiene la sensación de estar en otro siglo, quizás esperando cruzarse por el camino a Hansel y Gretel.Aparte de sus calles llenas de encanto y sus casas (algunas datan del año 1526 y son reconvertidas ahora en tiendas) tiene también sus parques junto al río, en los que disfrutar de un bonito paseo y ver un hermoso atardecer rodeado de jardines y arboles con un tono verde espectacular (nunca lo había visto); una Sinagoga del año 1740 o el Palacio Ducal, construido en 1292, residencia de Duques y actualmente Museo y Escuela de Teatro.
Por ultimo una recomendación, si habláis un poco de ingles o alemán, os recomiendo viajar a cualquiera de estas ciudades, que a buen seguro no os arrepentiréis.Ah y el mito de que Alemania es muy cara seria antes de la llegada del euro, ya que tanto los restaurantes como las tiendas tienen precios similares a los que te puedes encontrar en España y el transporte (la red ferroviaria, tranvías, autobuses) no tiene nada que ver.
Tenemos tanto tanto que aprender...

6 comentarios:

Pepe dijo...

Estupenda descripción, me entán entrando unas ganas irreprimibles de ir para allá.
Saludos.

Alfie dijo...

Anímate Pepe, yo desde luego lo recomiendo.
Es una de las ciudades menos conocidas, pero (y según palabras de un experto) una de las mas bonitas.
Ademas siendo de Mallorca debes estar acostumbrado a los alemanes...
Un saludo

Blanco dijo...

He ido muchas veces a Alemania. Desde luego me quedo con la zona de Munich, Nuremberg y Alpes bávaros. Aunque la gente del Norte es mucho mas agradable. Por Hamburgo solo he pasado en coche. Voy a pasar el fin de año con mi familia, la verdad, todo parte de unos billetes muy baratos de Ryanair y por eso nos decidimos por este destino. No estaba muy convencido de este viaje y buscaba por internet pueblecitos interesantes de ver en la cercanias de Bremen- Hamburgo. asi que te agradezco mucho los comentarios a cerca Celle, que seguro que iremos. Por otra parte parece mentira que no exista casi información de esta zona en español. Parece ser que a los españoles cuando les sacas de Paris, Roma, Londres, Nueva York, etc no van a ningún lado (no todos pero...).
También te agradezco que me citases algunos sitios para comer bien. En Alemania siepre he comido bien por más que algunos catetos digan que solo se come bien en España. Mi correo es carkzos@gmail.com. Muchas gracias

Blanco dijo...

He ido muchas veces a Alemania. Desde luego me quedo con la zona de Munich, Nuremberg y Alpes bávaros. Aunque la gente del Norte es mucho mas agradable. Por Hamburgo solo he pasado en coche. Voy a pasar el fin de año con mi familia, la verdad, todo parte de unos billetes muy baratos de Ryanair y por eso nos decidimos por este destino. No estaba muy convencido de este viaje y buscaba por internet pueblecitos interesantes de ver en la cercanias de Bremen- Hamburgo. asi que te agradezco mucho los comentarios a cerca Celle, que seguro que iremos. Por otra parte parece mentira que no exista casi información de esta zona en español. Parece ser que a los españoles cuando les sacas de Paris, Roma, Londres, Nueva York, etc no van a ningún lado (no todos pero...).
También te agradezco que me citases algunos sitios para comer bien. En Alemania siepre he comido bien por más que algunos catetos digan que solo se come bien en España. Mi correo es carkzos@gmail.com. Muchas gracias

Anónimo dijo...

lo que yo queria, gracias

Anónimo dijo...

Me voy en Carnavales a Bremen y a Hannover y la verdad es que me ha encantado la descripción que has hecho. Intentaré acercarme a Celle