sábado, agosto 23, 2008

STRAY CATS HAVE LEFT THE BUILDING


Thank you and good night!!
Con un anuncio similar terminaban gran parte de
los conciertos que el rey Elvis dio a lo largo de su vida y quizás fue lo único que echamos en falta de este ¿ultimo? concierto de Stray Cats en España.
Todo encajaba esa noche (20 de Agosto, Madrid, Sala La Riviera), un ambiente de rockers, moteros, teddy boys, punks, y aficionados al rock'n'roll en general abarrotaban la entrada de la sala madrileña esperando la apertura de las puertas y con ello una buena colocación para cuando empezase el espectáculo, al fin y al cabo llevábamos años esperando su vuelta a Madrid y mas aun después de anunciar que se trataba de una gira de despedida "Farewell Tour" para la que se habían juntado y así poner un broche de oro en su carrera.
Un vez dentro del local, mis dudas se disiparon al ver el local abarrotado, gente de todos los lugares de Madrid, de España e incluso de Portugal, salidos de donde han estado escondidos durante muchos años, y que por fin llego el momento de volver a peinarse (los que tienen pelo) el tupe, ponerse sus mejores galas, sus botas de punta, sus zapatos de boogie, sus vaqueros con dobladillo... y disfrutar de una noche del mejor rockabilly.
El concierto empezó alrededor de las 22h entre pitidos y silbidos por la tardanza (mensaje a la organización: no se puede poner apertura de puertas a las 20h sin poner la hora real del concierto, habría gente esperando toda la tarde), pero todo quedo en una anécdota cuando presentaron "a la mejor banda de rockabilly del mundo" y allí aparecieron los tres gatos, Brian Setzer de traje y corbata, Lee Rocker de negro riguroso, y Slim Jim Phantom haciendo una mezcla de ambos y empezaron a tocar los acordes de "Rumble In Brighton" con el publico ya calmado y preparándose para hora y media de genuino sonido Stray Cats.
Seguidam
ente y sin tiempo de descanso enlazaban temas como "Stray Cat Strut", "Gina" o "Cry Baby" (este ultimo una gran sorpresa, ya que se trata de un tema de su ultimo e infravalorado álbum con canciones originales "Choo Choo Hot Fish") y mientras los Stray daban lo mejor de si, los rockers llenaban las barras (y nos dejábamos nuestros ahorros) en minis de cerveza para aliviar el calor sofocante.
El concierto llegaba a su mitad, Setzer tocaba con la guitarra a la espalda (solo los mas entendidos reconocen la calidad como guitarrista del rubio de Massapequa, una institución en los USA y casi un desconocido en el resto del planeta), Slim Jim aporreaba su bateria tras empezar la mayor parte de las canciones encima de ella, Lee Rocker de pie sobre el contrabajo dando una lección de Slap Bass y mientras los temas seguían cayendo uno a uno como si de una baraja de naipes se tratara "Runaway Boys", "18 Miles To Memphis", "Rockabilly Rules", "Fishnet Stockings", "Your Baby Blue Eyes" o la polémica e inesperada decisión de que Lee Rocker y no Setzer interpretase uno de sus mejores canciones, "Bring It Back Again".
Cuando llego el momento del "Gene & Eddie" el publico lo festejo, pero sabidos de que le concierto llegaba a su sin, pero la cosa no podía quedar así, todos queríamos mas y Setzer nos complació saliendo al escenario y diciendo "Es nuestra última vez aquí, así que ahí va eso" y nos deleito con un "Rock This Town" y su visión de los clásicos "I Fought The Law" y "Please Don't Touch" con la que finalmente cerraron.
En cosa de med
ia hora la sala se vació, los Stray habían abandonado el edificio, pero la fiesta continuaba, y que mejor que hacerlo tomando "la ultima" en el Gruta 77 local situado en el mítico distrito de Carabanchel, donde nos dimos cita gran parte de los que asistimos al espectaculo de Stray Cats, y donde reviví una sensación ya olvidada, la de los antiguos garitos de rock'n'roll y aquellos mediados años 90 donde nos dábamos cita algunos de los allí presentes en el "King Creole", "El Tarot", "La Mala Fama", "Indian" o la sala "Swing" entre otros.
Pero el sueño termino, la noche (aunque en Madrid siempre es joven) llegaba a su fin, era el momento de la retirada, de quitarse la espina de no haber visto a los gatos descarriados hace 4 años en Gijon, y de poner una muesca mas a mi cinturón de hebilla ancha.

2 comentarios:

Chocolate Jesus dijo...

hey you can you tell me what the prices for t-shirts were, im gonna see them tonight

Alfie dijo...

In Spain the prices of t-shirts was at 30€
It's not really cheap!!