sábado, marzo 07, 2009

HAVANA NIGHTS (AND DAYS)


"Bienvenidos al mayor bazar del mundo, aquí todo se vende y todo se compra, hasta la dignidad..."
Digamos que en los primeros días en La Habana esta es la sensación que te llevas, tras pasar un cierto tiempo con el sometido pueblo Cubano. Ah, que no os lo he contado, he viajado a Cuba recientemente, pero empecemos por el principio. Hala, a hacer flashback!!
Después de mi ultimo post allá por el mes de diciembre, decidí (mas por falta de tiempo y de inspiración que por otra cosa) tomarme unos meses sabáticos y dejar a un lado la pagina, y dentro de esos meses sabáticos aproveche mis vacaciones para viajar a Cuba.
Aunque prácticamente haga un mes de mi v
iaje, me gustaría narrar a groso modo lo que allí viví, las conclusiones que saqué y las experiencias que me traje a la que denominan "la madre patria".
Lo primero que tienes que hacer una vez llegar es dejar a un lado la mentalidad española (y si vienes de una ciudad como Madrid mas aun), estas de vacaciones y en Cuba, aquí las prisas no existen, el estress es algo que no conocen, sus preocupaciones no van mas haya del día a día.
Ya desde el aeropuerto
José Martí en La Habana ya te das cuenta que estas en una cultura diferente, los taxis no te llevan donde tu quieras, te llevan donde les viene bien, por si acaso van de camino.
Lo segundo que tienes que hacer es romper los tabúes, no dejarte influenciar por la gente que nunca ha estado en Cuba y solo hablan por rumores: "no salgas solo", "no salgas de noche", "no salgas de las rutas marcadas" (que aunque me fije no vi pintada ninguna linea en el suelo que dijera "ruta para turistas"), "no comas en cualquier sitio", "no hagas caso a nadie que a lo mejor te roban".... Por favor, que me voy a La Habana, no a la franja de Gaza!!.
La Habana pasa por ser quizás una de las ciudades mas seguras ya no solo del Caribe, sino de toda América, con aproximadamente 2 millones de habitantes, 1 de ellos son policías, y la seguridad se nota, ya que los cubanos tienen prohibida la entrada a los hoteles, y también el llamado "acoso" a los turistas. No es tal acoso, pero si un policía ve a un cubano "molestando" a un turista le daría un apercibimiento, y al tercero podría ir a la cárcel.
Así que una vez sabido esto lo mejor que puedes hacer es integrarte con la gente, salir por la noche, ir a las discotecas, beber tu Havana Club, bailar un poco y alternar.
Allí como bien sabemos viven bajo el régimen
"comunista", un modo como otro de decir que es una dictadura. La mayoría cree que Fidel esta muerto, pero les da igual porque sigue gobernando Raúl Castro y aunque de puertas para afuera, parece que ha abierto un poco la mano la realidad es muy distinta. A día de hoy empiezan a tener acceso a la tecnología pero con cuentagotas, se permite el uso de móviles (lo que para nosotros es algo normal que un móvil tenga cámara, para ellos es algo del futuro), pero aun así su precio es muy caro por lo que pocos se lo pueden permitir.
Un trabajador tiene un sueldo medio de 300 pesos cubanos, lo que equivaldría a 12 euros o 12 CUC. El CUC o peso convertible es una moneda creada para turistas, con un valor similar al euro, por lo que todos los pagos que tu hagas lo harás en esta moneda. Pero lo curioso del caso
es que los cubanos también tienen que pagar ciertas cosas con esta moneda y los precios son similares a los de Europa (gasolina a 1 CUC, móviles a partir de 50 CUC, etc etc...), incluso en los bares, restaurantes, taxis, todo lo pagas en CUC.
Es curioso como si el sueldo de un trabajador es cercano a los 12 CUC, como te pueden cobrar alrededor de 15 o 20 CUC por comer.
En cuanto al turismo, La Habana esta llena de turistas, siempre hay algo que ver: un paseo por El Malecón observando las diversas esculturas que te enco
ntraras a tu paso; después puedes encaminarte hacia el Paseo Del Prado (en referencia claro al de Madrid) donde veras la Embajada Española y el Museo De La Revolución (antiguo Palacio Presidencial De Batista); para comer que mejor que un restaurante de comida cubana o los denominados "Paladares", que es una denominación de garantía; tras un buen café y un autentico Cohíba (para los que fumen), que mejor que tomar un mojito y para ello puedes ir a la famosisima Bodeguita Del Medio y sentirte como Hemingway (el decía "mi daquiri en Floridita y mi mojito en La Bodeguita") o a poca distancia del Museo De La Revolución, tomártelo en El Ángel De Tejadillo en la confluencia de la calle Aguacate con Tejadillo, donde quizás no sean los mejores mojitos de la isla (que para mi lo fueron) pero si podrás conversar y conocer a una gente estupenda, y te hará sentir como en casa; cae la tarde y puedes visitar la Catedral De La Habana y realizar algunas compras en los innumerables puestos de artesanías y recuerdos que hay alrededor; ya de noche es obligatorio el paso por El Floridita y tomarte un Daiquiri a ritmo de Benny Moré, con una banda en vivo amenizando la velada con un poco de Son Cubano; y tras cenar algo puedes disfrutar de la noche en la discoteca Johnny (mejor si eres soltero), en Macumba, en el Cafe Habana o en la sala Turquino, en la azotea del Hotel Habana Libre.
También obligatori
o el paso por la Habana Vieja, allí veras como es la autentica Habana con su pobreza y sus miserias, pero donde se respira un ambiente de alegría, la alegría de un pueblo oprimido. Y como no visitar el Capitolio, similar al de Washington, pero siendo aun amas grande e inspirado en la Basílica de San Pedro del Vaticano.
Los cubanos son amables, simpáticos, abiertos, siempre dispue
stos a tener una buena conversación, pero muy pesados... te paran por la calle, todos te ofrecen ron, puros, las mejores chicas (la prostitución esta a la orden del día, pero no solo la explicitamente sexual, hay diversas formas de prostitución) y nunca aceptan un no por respuesta. Ropa, tecnología (sobre todo móviles), medicinas, artículos de higiene, prensa, y en definitiva cualquier articulo que traigas de tu ciudad te sirve para negociar. Intercambio, descuentos, regateo, todo es valido con tal de obtener un mejor precio.
La política es un tema tabú, pero depende de donde y con quien lo ha
bles, en espacios públicos la gente no se queja del régimen, es lo que hay y punto, sueñan con una verdadera Cuba Libre, creen que la llegada de Obama a la Casa Blanca les va a traer esperanza y en privado pocos son los que defienden el sistema.
Nunca he creído en el comunismo, pero esa máxima de "todo para el pueblo y por el pueblo", no existe allí, los negocios (bares, taxis, restaurantes, tiendas, etc etc) pertenecen al gobierno, que se queda con la recaudación y les pasa un sueldo mensual al trabajador. Las obras y reformas del
negocio corren a cuenta del trabajador así como la compra de los materiales para los mismos.
La vivienda es
en propiedad, no existe el alquiler, pero debido a su elevado coste (conforme al salario suyo claro), las familias se ven obligadas a vivir en una misma casa generación tras generación, y si por un casual tienes la oportunidad de salir del país por tiempo indeterminado, tienes que poner tu casa a disposición del gobierno, por lo que el te pagara lo que considere oportuno. Así que si regresas al cabo de los meses te veras en la obligación de adquirir una vivienda nueva.
Quizás tengan que pasar 2 o 3 generaciones para que el pueblo cambie la mentalidad y se pongan al día (por no hablar de la inversión de miles
de millones en infraestructuras), siempre y cuando pensemos en un cambio hacia la democracia.
Con este post no he querido ofender al pueblo cubano, ni faltarle al respeto, me llevo una grata experiencia e intento reflejar lo que alli vivi. Omito muchos detalles, por falta de espacio y por monotonia hacia el lector, pero lo que alli vivi y senti lo llevare siempre dentro. Tan solo espero volver pronto, por mas tiempo y poder visitar otros pueblos como Camaguey, Trinidad, Matanzas, Pinar del rio, o Guantanamo.
Hermanos cubanos como dijo el Che "Hasta La Victoria Siempre"

3 comentarios:

Sofia dijo...

Te ha llegado, eh? te veo volviendo cada vez que puedas... besos

teresa dijo...

Genial, me ha encantado tus comentarios.

Yo voy a finales de febrero, podrias decir algunos pueblecitos de alrededor de la Habana que no estén explotados turisticamente y que merezcan la pena visitar?. Gracias y un saludo

Alfie dijo...

Hola teresa, no te puedo recomendar pueblos, ya que realmente no salí de La Habana. Bueno en realidad fui unos días a Varadero, que esta a unos 200km o menos, aunque es una zona de grandes hoteles y resorts con playa privada, no hay nada que ver.
Eso si, de camino esta la ciudad de Matanzas, que lo poco que vi me pareció un sitio muy bonito para conocer.
Yo seguramente viaje también para la 2º quincena de febrero, aunque no es del todo seguro.
Solo decirte que he ido dos veces y esta seria la tercera, y es que tiene algo que te atrapa...
Espero que si vas (y coincidimos en fechas) me digas algo. Siempre es bueno tener información allí de donde comer, como actuar con la gente etc etc.
Un saludo